ColumnasDestacadaGeneralOpinión

Cada gobierno es diferente

Las páginas de la historia política de Tlaxcala registran las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de cada uno de los  gobernadores, incluida la primera mujer gobernadora; la información y datos estadísticos existentes dan cuenta de que nadie ha sido perfecto, unos quedaron a deber a los tlaxcaltecas, otros aprovecharon las circunstancias, pero sin duda todos buscaron mejorar las condiciones de desarrollo y bienestar de los tlaxcaltecas, cada quien es recordado por su contribución a la transformación de la entidad con aciertos, errores, mentiras o promesas.

Al menos desde la década de los años 70 y de las administraciones que encabezaron Emilio Sánchez Piedras, Tulio Hernández Gómez, Beatriz Paredes Rangel, Samuel Quiroz de la Vega (interino), José Antonio Álvarez Lima, Alfonso Sánchez Anaya, Héctor Israel Ortiz Ortiz, Mariano González Zarur y actualmente con Marco Antonio Mena Rodríguez, el despegue de Tlaxcala ha sido lento, incluso con resultados paupérrimos en algunos rubros como en la generación de empleos e inversión extranjera.

Cada mandatario tuvo y tiene su estilo diferente de gobernar, utilizaron sus estrategias para hacer frente a las adversidades, manifestaciones, actos violentos, desempleo, accidentes, tragedias, desacuerdos, pero también para generar obra pública, mejorar y modernizar los servicios de salud, educación, cultura y deporte, no todo es malo, incluso dicen los expertos que Tlaxcala crece lento pero seguro, aunque esto no sea lo más adecuado para el ritmo que llevan otras entidades del país.

Por todo esto, la segunda mujer que a partir del primero de septiembre gobernará Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, tiene el reto y la obligación de acelerar el crecimiento de la entidad porque los ciudadanos vieron en la candidata de Morena la esperanza de superación y modernización.

La tarea de Lorena Cuéllar al frente del gobierno no es nada fácil, es un hecho que los tlaxcaltecas le exigirán cuentas de sus actos y toma de decisiones en momentos cruciales para el bienestar de todos.

Es claro que la próxima mandataria no podrá sola con el paquete de gobernar, necesitará de un equipo de trabajo fuerte, decisivo, determinante, inteligente y honesto, además de que deberá abrir la puerta al diálogo, al acuerdo, al pacto, a la pluralidad, civilidad, inclusión y a la crítica bien intencionada.

Lorena Cuéllar como todos sus antecesores gobernará a su estilo pero no debe olvidar hacerlo con la cabeza fría en momentos difíciles, de tomar en serio su responsabilidad y de exigir resultados a los servidores públicos que la acompañarán y protegerán durante su sexenio. Todo a su tiempo.

BOMBAZOS…

Este 27 julio un día histórico en el deporte de Tlaxcala, el estadio Tlahuicole totalmente remodelado y ampliado abre sus puertas a los aficionados que apoyarán al equipo de fútbol soccer de la Liga de expansión Coyotes F.C en su primer encuentro de la jornada ante Dorados, aplicarán medidas de seguridad e higiene ante la pandemia provocada por la Covid-19. Ahí estaremos.

ARTILLERÍA PESADA…

Nos enteramos que la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx) atraviesa por una difícil situación económica, por lo que antes de que inicie el próximo ciclo escolar podría haber un anuncio serio sobre las nuevas medidas de austeridad en todas las áreas universitarias, incluso, no descartan ajustes de personal. Ya se verá.

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.   

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba