ColumnasDestacadaGeneralOpinión

Época de carestía

Aunque usted no lo crea pero el conflicto entre Rusia y Ucrania registra graves repercusiones económicas, políticas y sociales en el mundo; el incremento en los precios de una gran mayoría de productos alimenticios, tecnológicos y energéticos se debe a una provocada y acelerada carestía.

Los expertos auguran que de agravarse el conflicto en esa región de Europa se corre el riesgo de que en el mundo se viva un mayúsculo descontrol en todos los rubros, principalmente en el económico.

Los expertos dicen que todas las naciones deben preparse para acontecimientos inesperados, por lo tanto, hay quienes comienzan a diseñar estrategias para contrarrestar los efectos negativos de esta guerra, sin sentido para la mayoría.

México no puede estar alejado de la realidad, nos dicen que desde Palacio Nacional elaboran un plan nacional para evitar escases y controlar los precios de productos de primera necesidad entre ellos, el azúcar, harinas, frutas, verduras, gas, gasolina, aceite, huevo, pan, tortilla, etc., pero mientras este plan no se aterrice y se ejecute, el país vive uno de los momentos más difíciles de carestía de las últimas décadas.

De continuar esta situación no se descarta que representantes de diversos sectores productivos y de desarrollo como el del  transporte incrementen las tarifas del pasaje, lo mismo podrá ocurrir con sindicatos y organizaciones campesinas que alzaran la voz para buscar mejores condiciones salariales.

Ante las adversidades, el gobierno de México insistirá en aplicar programas de austeridad y ahorro, porque además de la carestía en productos alimenticios y energéticos, el tema de la falta de agua potable es otra preocupación que debe atenderse de manera urgente. El tiempo acomodará a todos en su lugar.

Bombazos…

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba