General

Fuera de peligro reportan a estudiantes del «Amarillas»

09 de Octubre 2015

Apetatitlan, Tlax. (Texto y Foto Sergio Espinoza)

Destacando que este jueves se actuó con oportunidad y rapidez, León Felipe Mendoza Vega, el Jefe de Urgencias del Hospital Infantil de Tlaxcala (HIT) dependiente de la Secretaria de Salud (SESA), informo respecto a la contingencia presentada en ese nosocomio, donde fueron atendidos al menos 33 niños del internado «José Amarillas» de Apetatitlan que presentaban diferentes grados de intoxicación.

Al respecto el médico, señaló que la llamada de auxilio fue recibida al rededor de las 12:30 horas de este jueves cuando se reportó una intoxicación masiva, causada por la llamada «hoja elegante» o equinacea mafafa (nombre científico), lo que provocó la contingencia médica, con casos de «leves a moderados», los que fueron clasificados en códigos «amarillos y verdes, en su gran mayoría».

«Las lesiones no son graves sin locales, la mayoría presentó náuseas, vómito y nada más, el setenta por ciento está en condiciones de regresar el pronóstico se espera muy bueno»

Lo que permitió que al rededor de las 18:00 horas de este mismo jueves se reportaran fuera de peligro, siendo algunos casos dados de alta y entregados a sus progenitores, no así para unos ochos más que señaló estarán bajo supervisión médica y adelantó el especialista en urgencias, se espera en el transcurso de las horas puedan ser enviados sus domicilios.

Incluso dijo que el número de afectados puedo haber registrado un incremento, ya que al momento de la entrevista dijo tener conocímiwnto de que en el Hospital Infantil de Tlaxcala (HIT) se atendieron 33 casos, en el Regional de Tzompantepec 10 y otros 8 remitodos al Hospital General de Tlaxcala.

Por otro lado, sin abundar en lo que respecta a lo que refirieron los niños del contacto con el vegetal, el urgenciologo señaló que:

«Como característica común, los niños sobre todo; consumieron esta planta por curiosidad, como parte de un juego es lo que tenemos como causa» señaló, «muchos siguieron consumiéndola porque les causó entumecimiento de la lengua pierden la sensación de sabor…y vino lo demás», esto al tiempo de corroborar que las consecuencias pudieron ser mortales si se hubiera consumido la planta en un alto volumen.

Con base en lo anterior, expresó que se actuó rápidamente, tal y como ocurrió el día de la explosión registrada en Jesús de Tepactepec, Nativitas; reconociendo el compromiso de sus compañeros, quienes actuaron de forma correcta para valorar y priorizar la necesidad de atención.

«Todo el personal médico respondió con eficacia y en esa medida logramos evitar cualquier desgracia», concluyó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba