Ciencia y TecnologíaGeneral

Participará la UNAM en la nueva Ley General de Ciencia y Tecnología

Invitan a la Universidad Nacional a participar en mesas de trabajo; William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de esta casa de estudios, dijo que es bienvenida la solicitud, encaminada a intercambiar ideas y propuestas

Leonardo Frías ./

La incorporación de la UNAM para participar en la elaboración de la nueva Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación (LGCTI) es una propuesta acertada y bienvenida por la Universidad, afirmó William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica (CIC).

Se trata de una propuesta que tiene que concretarse con reuniones, trabajo y la incorporación de opiniones de expertos e instituciones que sean tomadas en cuenta para que esta legislación sirva al país, subrayó.

Lo anterior, luego del anuncio de María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en el marco de la firma de un convenio de colaboración entre ese organismo y la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). “Solicitaré al rector Enrique Graue ayudar en la organización de una mesa de trabajo para intercambiar ideas y propuestas entre colegas científicos y juristas, a fin de trabajar en la nueva LGCTI”, señaló la funcionaria.

“Soy universitaria y creo en la función de la Universidad Nacional, en la fuerza de su carácter autónomo y público, y en el valor del diálogo y la discusión civilizada y serena”, agregó.

Construir comunidad

Ante integrantes y representantes de consejos, asociaciones y foros científicos del país, Álvarez-Buylla reiteró su llamado a los científicos, tecnólogos y estudiantes para construir “una gran comunidad científica, plural, diversa, con muchas visiones, voces y enfoques, siempre en beneficio de la nación.

“Las críticas, el diálogo, el intercambio de ideas enriquecen; son un antídoto eficaz contra el pensamiento único y el dogmatismo”, dijo.

Citó al exrector de la UNAM Pablo González Casanova: “La Universidad es un factor de civilización humana, donde la discusión y el diálogo se anteponen a los insultos y las diatribas”, por lo que “es preciso abordar las discrepancias con honestidad, poner en el centro los intereses de la sociedad y del país”.

Durante su intervención, el coordinador de la Investigación Científica se refirió a la relevancia del sector de ciencia, tecnología e innovación para la nación, la disposición de la comunidad académica para seguir trabajando por el bien de México, y la importancia de transmitir a la sociedad como comunidad todos estos logros y beneficios que redundan en desarrollo y bienestar social.

Al término de la firma del acuerdo entre la AMC y el Conacyt, William Lee detalló que la Ley General debe modificar el panorama en diversos ámbitos: “Se debe asegurar tanto el financiamiento como los mecanismos para hacer el trabajo, que tiene que ser descentralizado y con vocaciones regionales particulares para el país. Además, tiene que considerar los retos de vanguardia en lo regional, nacional e internacional; fomentar la formación de personal y dejar clara la importancia esencial de la libertad de cátedra y de investigación”.

Asimismo, manifestó que incorporar a las instituciones que hacen la ciencia en la elaboración de la ley es la manera más adecuada para que ésta tenga fuerza, aplicabilidad y utilidad para la sociedad.

“No hay, hasta donde sé, un formato ya definido, tiene que ser una discusión inclusiva, plural y de crítica constructiva. La única fecha límite es finales de 2020, cuando la legislación tiene que estar aprobada conforme a las reformas constitucionales de 2019”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba