DestacadaGeneralPuebla

Sin casco ni otro equipo de seguridad, así circulan ciclistas por las calles de Puebla

Es notoria la falta de costumbre de los ciclistas para usar aditamentos que les pueden salvar la vida

Falta de costumbre y de educación preventiva son los principales factores por los que varios ciclistas que circulan por las calles de Puebla, no usan equipo de seguridad. Lo anterior, aunado al hecho de que algunos dijeron vivir al día y no contar con las posibilidades de invertir de mil 500 a 2 mil pesos como mínimo, para equipo que los proteja mínimamente en caso de un accidente.

Según el último informe del observatorio denominado Ni Una Muerte Vial, en 2019, el estado de Puebla registró 21 muertes de ciclistas por choque o atropellamientos.

En ocasión del Día Mundial de la Bicicleta que se celebra hoy, El Sol de Puebla realizó un recorrido por calles de El Salvador, la carretera federal a Tehuacán, el entronque de Amalucan, Bulevar Clavijero y Periférico Ecológico, observó que, de 20 ciclistas, ninguno portaba casco, rodilleras o coderas. No obstante, en algunas unidades fueron adaptadas lámparas reflejantes en los rayos de las llantas, o incluso espejos retrovisores en cada lado del manubrio.

Entre los vehículos, o incluso bajo la lluvia, los ciclistas circulan sin mayor equipo de protección.

Algunos de ellos al ser cuestionados sobre el motivo por el cuál no utilizan algo que los proteja, refirieron no contar con recursos económicos para invertir en accesorios que, en suma, podría costarles, de mil 500 hasta 2 mil pesos, pues se trata de comerciantes, trabajadores que van al día.

Otros más, aceptaron que es falta de costumbre o incluso de educación preventiva, pues es más común que un motociclista sea obligado a usar equipo de seguridad; a su vez, uno de los jóvenes increpados por este medio, aseguró que sí acostumbra usar equipo de protección, sin embargo, en ocasiones por las prisas de salir pronto de casa y llegar al trabajo o a algún compromiso, prefiere no entretenerse en ponérselo.

“Uno le invierte solo lo que está al alcance, casco, rodilleras y luces en las noches. El casco me costó 2 mil, la lámpara mil pesos y la bicicleta 10 mil, depende la economía de la gente”, comentó Carlos de 25 años, quien incluso refirió que la seguridad de los ciclistas, muchas veces no solo depende de ellos, sino también de los automovilistas que, a pesar de ver que hay carriles especiales para el ciclista, los invaden y hasta les avientan el carro.

Sobre este asunto, el observatorio denominado Ni Una Muerte Vial, en su último informe de 2019, documentó que en 2019 hubo 21 decesos de ciclistas en todo el estado, 7 de ellos se concentraron en la capital poblana.

Por cuanto hace a 2020, fuentes extraoficiales dieron a conocer a este medio, que en la ciudad de Puebla se registraron 15 hechos de tránsito en los que estuvieron involucrados ciclistas, mientras que en lo que va de 2021, se ha tomado conocimiento de 7 accidentes de este tipo.

Botón volver arriba