DestacadasGeneralHuactzincoMunicipios

Tradición Religiosa en Huactzinco: “Atole de Judas, Sabor de Viernes de Dolores

• Contribución a la riqueza del patrimonio gastronómico que hacen del estado de Tlaxcala un mosaico multicolor de cultura y tradición.

Karla Gtez | ZRST | Tlax Mar 2024.- En San Juan Huactzinco, una de las tradiciones religiosas que enmarcan la Semana Santa, cobra vida con el aroma y sabor del Atole de Judas, una bebida emblemática que se degusta en Viernes de Dolores y que es preparada por mujeres devotas y que han quedado viudas.

Esta deliciosa bebida, hecha con maíz azul o rojo endulzado con piloncillo, se comparte generosamente después de la procesión que conmemora los sufrimientos de la Madre de Cristo durante la Semana Santa.

Los feligreses se congregan en la iglesia de San Juan Apóstol Evangelista para dar inicio a la procesión, acompañando a las imágenes de Padrecito Jesús, Padre Jesús, la Virgen de los Dolores y la Virgen

de la Soledad, por las calles del municipio.

Este año fue en las casas de las señoras Oddulia Pérez Robles, Juana Ocotzi Hernández, Juana Ávila Ramírez, y de los mayordomos del 30 de diciembre, así como de don Rufino Elías Tepato, donde se repartió este delicioso atole que se prepara especialmente para este día.

El proceso de preparación de este Atole de Judas es todo un ritual: las señoras utilizan maíz nixtamalizado, panela y anís, cocinando la mezcla hasta que reviente para luego integrar la masa y obtener esta bebida reconfortante y tradicional.

Este gesto de compartir el Atole de Judas no solo es un momento culinario, sino un acto de unión y devoción popular entre la comunidad de Huactzinco durante estas festividades religiosas.

Esta costumbre de elaborar el “Atole de Judas”, con una receta única, suma sin duda al patrimonio gastronómico que hacen del estado de Tlaxcala un mosaico multicolor de cultura y tradición.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba